1. Phishing scam

1.1. Phishing Scam

Uno de los fraudes más comunes y peligrosos hoy día es el llamado phishing scam. Es realizado por medio de correos electrónicos que aparentan venir de fuentes legítimas, como bancos, empresas conocidas, universidades, tiendas, u otras. Solicitan que usted haga clic en algún enlace o ingrese a determinado sitio web para “actualizar” sus datos o participar de alguna promoción. El objetivo, claro, es robar sus datos bancarios.

 

1.2. Phishing Telefónico

Es una técnica de fraude financiero cuyo objetivo es engañar a los clientes para que suministren información de sus cuentas y datos personales por medio de una llamada telefónica.

Cómo funciona

Haciéndose pasar por representantes de su banco, se intenta persuadir a los clientes para que llamen a un número falso de atención al cliente, o envíen un mensaje de texto donde se le solicita introducir a su número de cuenta bancaria, tarjeta de crédito, claves y números de cédula por medio de teléfono, a través del teclado del mismo.

2. Esquema de Nigeria

El fraude nigeriano se caracteriza por dos cosas primero por utilizar el e-mail y segundo por tener un anzuelo que es en lo general dinero.


Esta estafa consiste en ilusionar a la víctima con una gran fortuna, que en realidad es inexistente, para luego persuadirla a que pague una suma de dinero por adelantado como condición para acceder a la supuesta fortuna.


Existen numerosas variantes de la estafa. Las más comunes son una herencia, una cuenta bancaria abandonada, una lotería que la víctima ha ganado, un contrato de obra pública o simplemente una gran fortuna que alguien desea donar generosamente antes de morir.

3. Falsos premios de lotería

Los fraudes que utilizan premios, loterías y concursos también son antiguos ataques adaptados a la tecnología actual. Los mensajes son enviados a muchas personas, aunque den la impresión de que sean personalizadas, y dicen que el destinatario participó de un sorteo, ganó en la lotería o fue elegido para recibir “con exclusividad” determinado producto o beneficio. Para que pueda recibir el "premio", la persona debe pagar algunos impuestos o suministrar sus datos personales.

4. Cadenas

Son raras las cadenas que tienen que ver con dinero o que piden información confidencial. En su mayoría, no tienen nada que ver con transacciones financieras o reclutamiento de terceros. Por esa razón, encajan muy bien en la categoría de spam. Los mayores daños que causan las cadenas son entorpecer el tráfico de Internet abarrotando los servidores con mensajes inútiles y alimentan las listas de correo electrónico canjeadas o vendidas entre atacantes y spammers.